El alisado progresivo es ideal para aquellas mujeres que quieren practicidad al momento de dejar el cabello listo para salir. Sin embargo, como todo proceso químico, exige de un cuidado especial para evitar las puntas florecidas y el cabello seco y quebradizo.

Echa un vistazo a algunos de los mitos y verdades sobre el alisado progresivo.

¿Todos los alisados progresivos son iguales?

Mito. Hay numerosos tipos de alisados, como el permanente, el chocolate, el marroquí o el inteligente, por ejemplo, y cada uno produce un efecto diferente en el cabello. La mayoría de los alisados progresivos tienen formaldehído (o formol) en su fórmula. La Agencia Nacional de Control Sanitario (ANVISA) monitorea la cantidad de formol que se utiliza en los productos, ya que su exceso puede causar la caída del cabello, intoxicación y quemaduras en el cuero cabelludo. Preste atención para elegir el mejor producto.

¿El tratamiento es adecuado para cualquier tipo de cabello?

Verdad. Sin embargo, se debe tener cuidado si ya ha realizado algún tratamiento previo con tioglicolato de amonio, y si el alisador progresivo contiene cisteína, ya que esta sustancia no es compatible con la guanidina.

¿Los cabellos con tratamientos químicos reaccionan mejor que el cabello virgen?

Verdad. El cabello que no ha recibido ningún tipo de tratamiento químico tiene las fibras de queratina en perfecto estado, sin grietas. Por lo tanto, el producto del alisado progresivo tiene una mayor dificultad para penetrar en el cabello y alisarlo.

¿La prueba de mechón debe hacerse antes de aplicar el producto?

Verdad. Es necesaria para conocer la respuesta del cabello al tratamiento de alisado progresivo. Por lo tanto, los peluqueros deben realizar la prueba de mechón antes de aplicar el producto.

¿El pelo que ya tiene algún tratamiento químico puede hacer un alisado progresivo?

Depende. Algunos productos químicos no son compatibles con el alisado progresivo, como por ejemplo, el hidróxido de guanidina. Pero si quiere teñir o hacer mechas, puede realizar los dos procedimientos en el mismo día, siempre y cuando el peluquero lo avale. Si el cabello se sometió a una relajación recientemente, se debe esperar al menos una semana para hacer un nuevo tratamiento químico como el alisado progresivo.

Kerensa, una empresa de productos para salones de belleza, posee diversos productos para el alisado del cabello y la reducción de volumen ¡Descubralos!