Decolorar el cabello y mantener el pelo sano no siempre es fácil. Pero con algunos cuidados básicos y tratamientos en casa, es posible tenerlo hermoso y platinado.

Cuidados del cabello previos a la decoloración

Antes de decolorar el cabello, es necesario tomar algunos recaudos para dejar las hebras listas para recibir el decolorante y el agua oxigenada. Haz una prueba de mechón en casa: toma un pelo de la zona de la nuca y tira, sin hacer demasiada fuerza. Si la hebra se mueve como un elástico, tirando y soltando, significa que el cabello está listo para someterse al tratamiento. Si el pelo se corta al tirar de él, primero debes hacer un cronograma de hidratación y de reconstrucción para fortalecer el cabello antes de recibir los productos químicos.

¿Cómo decolorar el cabello sin dañarlo?

Debe hacerse hincapié en que cualquier producto químico causa algún tipo de daño al cabello. Cuando se lo somete a estos tratamientos, el cabello pierde masa y nutrientes que necesitan ser reemplazados tan pronto como sea posible, por medio de la hidratación y la cauterización.

El consejo es: intensifica las hidrataciones, realizando un mínimo de dos a la semana. Invierte en un buen protector térmico antes de usar la plancha, el secador de pelo o babyliss. Busca los productos específicos para el post-química, que se elaboran con aminoácidos y vitaminas para asegurar la salud del cabello. Evita algunos champús antirresiduos, como los de limpieza profunda, porque pueden resecar el pelo. Realiza baños de brillo y usa productos anti-amarilleo, que ayudan a neutralizar el tono amarillo del cabello y lo dejan aún más bello e hidratado.

Productos para usar en cabellos decolorados

Como hemos dicho anteriormente, el uso de productos específicos para cabellos decolorados es imprescindible para tener el cabello bonito, hidratado y brillante. Kerensa, empresa de productos para el salón de belleza tiene la línea Home Care Post-Química, desarrollada especialmente para el cabello tratado químicamente.