A quien le encanta tener cabello liso y disciplinado sabe la importancia que es realizar realineamiento térmico cada tres meses para mantener el efecto. El procedimiento es una medida alternativa para aquellos que no quieren usar formaldehído, pero quieren obtener un resultado similar a lo que trae: más liso, lleno de vida, sin frizz y con aspecto natural.
Este tipo de tratamiento generalmente es compatible con otros productos químicos y tintes, pero siempre es importante realizar la prueba de mechón. Asín como el cepillado progresivo, el realineamiento térmico disminuye el volumen y proporciona un efecto liso gradual a medida que se aplica. El tratamiento se basa en aminoácidos que, cuando están sometidos al calor, dejan el cabello más liso.

Realineamiento térmico con Blindaje BTX Kerensa

La Blindaje BTX se basa en ácido glioxílico, aceite de argán y arginina, con un innovador sistema de reducción de volumen que deja el cabello suave, nutritivo y brillante. El producto tiene dos versiones: una para el pelo rubio y otra para los otros tonos. BTX Rubio tiene activos matizadores, que minimizan el riesgo de cambiar el tono durante el alisado sin amarillar el cabello.

Cómo realizar el realineamiento térmico

El primer paso es lavar el cabello con Champú de Limpieza Profunda y secar el 80% del cabello con el secador de cabello. Con el cepillo, aplicar el producto a lo largo del cabello, comenzando en la raíz. Deje que el producto actúe según el tiempo indicado para cada tipo de cabello.

Después del tiempo, enjuague el cabello con agua para eliminar todo el producto. Cepilar y planchar el cabello. Es necesario utilizar la plancha de 8 a 10 veces en mechones finos. Después de terminar el tratamiento, no es necesario enjuagar.

¡Ha llegado el momento de olvidar el cepillado progresivo! Para comprar BTX de Kerensa Professional Hair Care, contacte: 0800 021 1740.